10 películas sobre inteligencia emocional que deberías ver

Películas sobre inteligencia emocional

Todos pasamos por momentos difíciles en los que recurrimos a leer o ver historias que nos motiven. Observar cómo otros superan obstáculos parecidos a los nuestros nos anima a seguir adelante. También nos inspiran y enseñan nuevos modos de pensar para afrontar las dificultades con más posibilidades de éxito. 

He seleccionado 10 películas que cumplen con ese propósito. En todas ellas sus protagonistas muestran inteligencia emocional. 

La frase de Chris Gardner que acabas de leer resume, en pocas palabras, lo que intento trasmitirte a través de las películas que he seleccionado.

La mayoría de historias están basadas en hechos reales y muestran cómo sus protagonistas hacen frente a situaciones difíciles y… las superan. 

 Historias que inspiran.

Historias que animan a no rendirse.

Historias que enseñan a vivir.

Historias de superación, cambio y transformación que te hacen reflexionar. En la selección que he  hecho encontrarás comedia, drama y más de una tragicomedia (esas en que se mezcla la tragedia con el humor).

Algunas te dan un “chute” de energía y te llenan de optimismo; otras te sorprenden y te hacen reír; otras te emocionan profundamente y te hacen llorar.

Si necesitas un toque de inspiración, reserva un momento de peli, manta y palomitas y disfruta de cualquiera de ellas. 

En busca de la felicidad

“Cuando la gente no puede hacer algo, te dice que tú tampoco puedes”.

Chris Gardner es un vendedor brillante que invierte todos sus ahorros en un pequeño negocio de venta de escáneres que le lleva a la bancarrota. Ante esta situación, su mujer lo abandona y lo deja a cargo del hijo que tienen en común. Pasan por serias dificultades para sobrevivir e incluso llegan a dormir en la calle.

De manera accidental conoce a un hombre que le abre la posibilidad de ser corredor de bolsa. Chris se empeña en lograr el trabajo aunque para ello tenga que ocultar a los demás la situación de desamparo en la que vive.

Esta película está basada en la historia real de Chris Gardner, empresario, filántropo y conferencista. Una historia inspiradora y valiente. Si después de verla quieres saber más sobre él puedes leer su libro En busca de la felycidad.



Jerry Maguire

“Así es como se hace uno grande: ¡con un par de pelotas!”

Jerry Maguire es un ejecutivo que trabaja en una prestigiosa compañía encargada de la promoción de deportistas. Es un hombre de éxito, dinámico y ambicioso. Pero algo falla.

Comienza a preguntarse en quién se ha convertido y se da cuenta de que ha olvidado que las personas son más importantes que el dinero. Toma consciencia de la falta de ética de su profesión y redacta una declaración de principios para la firma en la que trabaja.

Al día siguiente es despedido.

Decide emprender su propio negocio en base a sus principios. Todo el mundo le da la espalda, incluso los que creía sus amigos. Se ve obligado a empezar de cero con un solo cliente y una madre soltera como secretaria.

Jerry logra tomar las riendas de su vida y nos da algunas claves de qué hacer cuando la vida que vives está alejada de tus valores.



Buscando a Eric

“Siempre hay más opciones de las que creemos. Siempre.”

Eric Bishop es cartero en Manchester. Pasa por una crisis vital en la que se siente deprimido y sin esperanza. Su vida sentimental es un desastre. Sus dos hijos están siempre metidos en problemas. Se siente culpable y avergonzado de sí mismo.

A Eric le cuesta planificar y tomar decisiones. No sabe expresar sus emociones ni pedir ayuda. No sabe decir que no.

Está al borde del suicidio.

Un día se le “aparece” su mayor ídolo: Eric Cantona, estrella de su equipo de fútbol de toda la vida. Con él aprende nuevas formas de actuar y relacionarse. Poco a poco, comienza a defender sus derechos, a expresar como se siente, a confiar en sí mismo y en los demás, y a enfrentarse a otros sin utilizar la violencia.

Esta película mezcla el drama y la comedia por lo que es posible que rías y llores por igual. Desde luego no te dejará indiferente.



El discurso del Rey

Puede hacerlo. No se deje dominar por el miedo.

Jorge VI fue nombrado rey de Inglaterra después de que su hermano abdicara del trono. De carácter tímido e inseguro padecía un tremendo miedo a hablar en público y era tartamudo. Acude a un logopeda peculiar y poco ortodoxo para que le ayude a superar su tartamudez y poder ejercer las funciones de su cargo.

El monarca sólo pretende aprender técnicas que le ayuden a pronunciar discursos sin titubear, pero el logopeda no quiere quedarse en la superficie e indaga en las causas que han originado su problema.

Se puede ser rey y haber tenido una infancia difícil. Nuestro protagonista sufrió malostratos por parte de su niñera, tuvo un padre al que le gustaba que le “temiesen”, llevó férulas para corregir una deformidad en las rodillas e, incluso le corrigieron la zurdera (algo habitual hasta no hace mucho).

La relación entre los dos hombres, de caracteres radicalmente opuestos, se va estrechando y aporta bastantes escenas curiosas.

Si tienes miedo al ridículo y tienes problemas para hablar en público, esta historia te interesará.



Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)

Tengo la oportunidad de hacer algo bien. Voy a hacerlo.

Riggan Thomson es un actor decadente de Hollywood que, en décadas pasadas, se hizo famoso por su papel del superhéroe Birdman. Está en horas bajas y quiere reinventarse. Se obsesiona con estrenar una obra en Broadway para, por fin, lograr el reconocimiento como actor que se merece.

Para llevar a cabo su propósito cuenta con su voz interior, que no es otra que la de Birdman, quien lo alienta, estimula y bueno… lo vuelve un poco loco. Cuando Riggan logra aceptarse (y sólo tras aceptarse) consigue liberarse de Birdman.

En esta película de humor negro te toparás con vanidades, miedos e inseguridades a grandes dosis. También mucha imaginación e ingenio con el único fin de salir adelante.

Es una historia “diferente” que te encantará. ¡No dejes de verla!



La teoría del todo

“Por muy duro que nos parezca una vida; mientras hay vida, hay esperanza.”

Está película está basada en las memorias de Jane Hawking, ex-mujer del astrofísico Stephen Hawking. Narra su relación sentimental y cómo afrontaron la enfermedad que lo dejó paralizado. Como ya sabrás, Hawking padeció una esclerosis lateral ameotrófica (ELA), una enfermedad neuronal y muscular que provoca parálisis y que le obligó a utilizar un aparato generado de voz para comunicarse.

Hawking pese a sus limitaciones no dejó nunca de investigar y estudiar todo aquello que lo apasionaba. Además de un científico relevante fue un gran divulgador y publicó diversos libros para acercar sus conocimientos al público. Te recomiendo especialmente Breves respuestas a las grandes preguntas.

Su historia inspira coraje, aceptación y perseverancia. Claro que su determinación no está al alcance de cualquiera. La mayoría nos “paralizamos” ante cosas bastante más insignificantes. ¿No crees?



Mejor imposible

“Tú haces que quiera ser mejor persona.”

Melvin es un famoso escritor de novelas románticas con un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) que vive en un lujoso apartamento de Manhattan. Es huraño, antipático, desagradecido y se siente muy orgulloso de ser desagradable.

Un día se cruza en su camino un perrito y comienza a sentir afecto por él. También siente aprecio por una camarera que lo atiende en el bar donde come todos los días. Quizá aprecio no sea la palabra. Le reconforta que sea ella quien lo sirva porque lo trata con paciencia y no se escandaliza de sus manías y excentricidades.

Poco a poco sus vidas se van mezclando y empiezan a surgir en Melvin sentimientos que le hacen cuestionar su forma de comportarse.

Las obsesiones y excentricidades de Malvin resultan divertidas y sus esfuerzos por ser más tierno y afrontar sus sentimientos son admirables. No nos olvidemos de que hay muchas personas que sufren este trastorno y estos comportamientos atípicos no son más que estrategias para calmar la ansiedad.

Dicho esto, te dejo una escena de la película para que he hagas a la idea. ¡Disfrútala!



El indomable Will Hunting

“Nosotros escogemos a quien dejamos entrar en nuestro mundo”.

Will es un chico rebelde y con una inteligencia asombrosa. Es descubierto por un profesor de matemáticas que pone todas sus esperanzas en que aproveche su genialidad. Will, en cambio, sólo quiere una vida fácil, trabajar sin mucha ambición y emborracharse con los amigos.

Después de visitar a varios psicólogos sin ningún fruto, el profesor acude a un amigo para que lo oriente. Sean Maguire es profesor de psicología y logra que Will se abra. No es tarea fácil porque el chico sufrió abandono y abusos sexuales cuando era niño y tiene cerrado su corazón “a cal y canto”.

Will sabotea “a priori” cualquier relación que valga la pena por miedo a que le hagan daño, pero Maguire da en la clave y le ayuda a ser consciente y a afrontar sus temores.

Una película que enseña a vivir y a detectar en nosotros mismos algunos mecanismos de defensa que utilizamos para protegernos ante el miedo de que nos lastimen.

Te dejo una de las escenas memorables de esta película… y una gran lección.



Al frente de la clase

“Sólo quiero que me traten igual que a todos.”

Brad Cohen es un niño con síndrome de Tourette. Tiene tics y emite ruidos de manera involuntaria y no los puede controlar. Pasa por múltiples dificultades para ser comprendido y que los demás acepten que no tiene un problema de conducta, sino una característica que no depende de su voluntad.

Su paso por la escuela lo marca profundamente. Los profesores lo ven como un estorbo y no recibe ningún tipo de apoyo. Pero Brad tiene un carácter optimista y decide ser maestro para cambiar un sistema que excluye al que es diferente.

Se gradúa con un expediente magnífico y comienza la búsqueda del primer empleo. Realiza numerosas entrevistas, pero a la hora de contratarlo su síndrome tiene más peso que su expediente y pasión por enseñar.

Se frustra. Persiste.

No se rinde y lo logra.

Hay varias escenas que son todo una lección de vida. Al fin y al cabo, todos tenemos limitaciones (o creemos tenerlas) y nunca está de más seguir los consejos de quien ha sido capaz de lograr sus propósitos a pesar de las dificultades.

Brad Cohen, además de maestro, es escritor y conferencista. Publicó un libro en el que narra como el Síndrome de Tourette le convirtió en el maestro que nunca tuvo: How Tourette Syndrome Made Me the Teacher I Never Had. Por desgracia sólo está en inglés.

Comparto el trailer de la película en inglés con subtítulos , pero existe la película doblada al español.



La vida de Pi

Las cosas no salieron como debieron, pero ¿qué se le va a hacer? Hay que aceptar la vida como venga y sacarle el mejor partido posible.”

Pi viaja junto a su familia en un barco rumbo a Canadá tras haber vendido el zoológico del que eran propietarios en la India. Hay una terrible tormenta y el barco se hunde. Sólo sobreviven Pi, una cebra, un orangután, una hiena y un tigre llamado Richard Parker.

Los cinco están en un bote salvavidas, pero después de un tiempo sólo quedan Pi y el tigre. Aprende a pescar para alimentar al tigre y que no lo devore. Se da cuenta de que deberá domesticarlo para poder sobrevivir juntos y que, en realidad, eso lo mantiene vivo.

Entre ambos se genera una inesperada y asombrosa amistad que les ayuda a sobrevivir. Logran llegar a tierra y Pi es rescatado.

Cuando cuenta la historia nadie la cree y da otra versión de los hechos. Invitando a que cada uno elija la versión que prefiere creer.

Aunque te pueda parecer demasiado fantasiosa, no lo es. En realidad, si la ves con detenimiento comprenderás las estrategias que utilizó Pi para sobrevivir 227 días en el mar.

Es una película especial, con imágenes maravillosas, llena de reflexiones sobre la vida. Poética, casi espiritual . Si te apetece puedes leer el libro de Yann Martel en que se basa la película.



Además de estas 10 películas hay muchas más que merecen ser vistas, pero había que poner un número. Espero que te haya gustado la selección.

Si este artículo te ha resultado interesante o útil compártelo en las redes sociales. Con un simple clic me ayudarás a seguir adelante con el blog. ¡Mil gracias!

5/5

Deja un comentario

Artículos relacionados

599 Compartir
Compartir467
Pin132
Twittear