Cómo Liberar las emociones a través de la escritura

Cómo liberar las emociones a través de la escritura

¿Te sientes confuso por algo que te preocupa? ¿Tienes algún problema que te desborda? ¿Te han decepcionado y te sientes herido? Si es así, seguro que están aflorando todo tipo de emociones negativas que hacen que no te encuentres bien ni contigo mismo ni con los demás. Si cuentas con alguien de confianza con quien hablarlo verás que al hacerlo te sentirás mucho mejor. Si no es así, te cuento cómo liberar las emociones a través de la escritura.

Escribir te ayudará a expresar tus emociones y a poner en orden tus pensamientos. Te sentirás más ligero, como si te quitaras un peso de encima. Además, a medida que escribes empiezas a verlo todo con perspectiva y claridad. También tus emociones serán menos intensas.

Lo primero que tienes que hacer es tener un cuaderno en el que escribir. Puede ser cualquiera que tengas por casa, pero si te apetece comprarte una especial ¡adelante! También puedes utilizar un soporte electrónico, pero mi recomendación es que lo hagas a mano.

La escritura emocional es una técnica muy empleada en terapia, fácil (aunque requiere un poco de reflexión) y con muchos beneficios para nuestra salud emocional. Sólo es necesario seguir unas pautas sencillas para que sea realmente eficaz.

Cómo escribir tu cuaderno de emociones

La escritura emocional funciona mejor si te centras en problemas del presente o del pasado más inmediato. Funciona peor si se trata de cosas que llevan mucho tiempo sin atender ni resolver. Para eso son preferibles otras técnicas y quizá la ayuda de un profesional que pueda guiarte en el proceso. 

Algunos aspectos que has de tener en cuenta:

¿Cómo?

  • Elige un problema actual
  • Sé sincero
  • Céntrate en un tema concreto
  • No tengas en cuenta la ortografía ni signos de puntuación. 
  • No te esfuerces en ser coherente
  • Acaba el relato con un par de frases positivas o posibles estrategias para afrontarlo.

Es normal que al principio haya mucha incoherencia en tus escritos. Son el reflejo de la confusión que sientes. Es normal. No te preocupes por ello. A medida que avances en las sesiones de escritura irás escribiendo de manera más ordenada y calmada.

Es importante que acabes cada relato con una posible solución (aunque no sea la definitiva) porque se debe evitar darlo por concluido con un tono emocional demasiado elevado. Por otro lado, es probable que durante unas horas te sientas un poco mal. Lo más frecuente es que al día siguiente te sientas mejor y con una sensación de alivio y liberación. Acepta esas emociones como parte del proceso. Es totalmente normal. 

¿Dónde?

Crea un ambiente propicio para la reflexión. Un lugar íntimo y acogedor. Lo ideal es que sea un sitio tranquilo, con una temperatura agradable y luz tenue. Debes evitar, en la medida de lo posible, las distracciones. Desconecta del teléfono y las redes sociales. Construye tu refugio emocional. Es un momento sólo para ti. Es tu momento

¿Cuándo?

La respuesta corta es 1 día a la semana durante 1 mes. También en esto menos es más. Escribir en tu diario emocional un día a la semana te permite reflexionar y asimilar lo que has escrito. Hay cosas que necesitan días para ser comprendidas en profundidad. 

Respecto al tiempo: 15 minutos es suficiente. Como mucho 20. Más podría cansarte en exceso y no es eso lo que se busca. 

Infografía Cómo escribir tu cuaderno de emociones

Cómo sabrás que lo estás haciendo bien

Es importante que no te limites a describir el problema. Tienes que hablar de tus emociones. No importa si no te gusta lo que sientes. No te juzgues y exprésate con libertad. Recuerda que para eso escribes en tu cuaderno: para expresar lo que sientes.

Te dejo un ejemplo de escritura emocional que puede servirte de guía.

Me siento traicionado, roto, cansado porque me he enterado de algo que me pasó hace unos cuantos meses. Mi novia me fue infiel…

Ya no es mi novia, corté con ella, fui irónico, sarcástico, cabrón, le dije frases hirientes, las palabras más rudas: decepción, engaño, traición, mentira. Eso fue hace un par de días, y esta mañana me he despertado con palpitaciones y llevo todo el día con taquicardia, la mirada perdida y un nudo en la garganta. A decir verdad, escribir todo esto es una putada porque tengo muchas ganas de llorar…

Me gustaría volver con ella, pero sé que, de momento, eso es imposible. No sería capaz. Pero llevo estos días echándola de menos, queriendo abrazarla. Habrá que fastidiarse, digo yo. Ahora será mejor que me centre en los exámenes esperando que se me pase. 

Si en verdad has sido sincero verás algunos cambios a medida que pasan los días. Sobre todo a partir de la tercera semana irán apareciendo menos expresiones que hacen referencia a emociones negativas y más verbos del tipo reflexionar, comprender, decidir, … 

Una vez que hayas terminado tu cuaderno es hora de releerlo y ver si ha habido una evolución. ¿Comprendes mejor el problema? ¿Has llegado a alguna conclusión? ¿Has encontrado maneras de afrontarlo? 

Beneficios de la escritura emocional

Hay muchas investigaciones que demuestran que expresar nuestras emociones tiene un efecto positivo para la salud.

Algunos beneficios son:

  • Mejora el sistema inmunitario, cardíaco y muscular
  • Reduce el estrés
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima
  • Mejora las relaciones sociales
  • Favorece el desarrollo de conductas adaptativas

Estos beneficios se deben a que al hablar sobre nuestras emociones dejamos de inhibirlas. Dejan de estar guardadas y ocultas en nuestro interior haciéndonos daño (lee el siguiente punto para entender de qué manera nos daña ignorar las emociones).

Además, cuando hablas o escribes sobre lo que te preocupa terminas por comprenderlo y darle sentido. Y con ello se reducen las emociones negativas como la tristeza, la frustración, la rabia, etc.

Escribir ideas o

El peligro de inhibir las emociones

Es importante que entiendas que guardar esos sentimientos bajo llave, ignorarlos y hacer como si nunca hubiesen existido, no es una buena idea. Reprimir las emociones tiene un coste para tu salud.

Entre los efectos nocivos de suprimir las emociones están las cefaleas, el insomnio, las úlceras, el asma, los ataques de pánico, etc. Si te detienes un momento a pensar seguro que identificas qué parte de tu cuerpo revela que algo no anda bien a nivel emocional.

¿Te suena la palabra somatizar? Somatizar viene del griego soma que significa cuerpo. Se puede traducir como corporeizar, hacer corporal. En definitiva, ese malestar emocional se acaba haciendo visible a través de nuestro cuerpo.

Puede que notes más tensión en las mandíbulas o los hombros, que tengas menos energía al caminar o la postura más encorvada de lo habitual, que tus digestiones seas más pesadas, que tu sueño no sea reparador y te despiertes cansado. Si van pasando los días toda esa tensión emocional puede producirte dolor de cabeza, de estómago, problemas de sueño o cambios en el apetito.

Como puedes ver, la emoción “grita” y se expresa a través del cuerpo cuando la inhibes o pretendes ignorarla.

Conclusiones

Ya has visto lo beneficioso que es la expresión emocional para nuestra salud. También lo dañino que puede ser inhibir las emociones. Así que, si puedes, cuéntale a alguien cómo te sientes, pero si no puedes porque eres introvertido o no te gusta compartir tus sentimientos, utiliza la escritura para liberar tus emociones.

Como has podido ver, la escritura emocional es una técnica sencilla, barata y eficaz que permite que expreses tus emociones. Con ello reduces tu malestar y pones en orden tus pensamientos. Si lo empleas bien te ayudará a ver las cosas con perspectiva y tomar mejores decisiones.

Y lo más importante, tiene un efecto de prevención sobre la salud mental porque evita que esas emociones se “enquisten” y ocasionen problemas mayores con el paso del tiempo.

Si quieres saber más puedes leer mi artículo Cómo regular las emociones durante el confinamiento.

Fuentes: El texto que ha servido de ejemplo de escritura emocional ha sido extraído del libro Desarrolla tu inteligencia emocional escrito por Pablo Fernández Berrocal y Natalia Ramos Díaz.

Si este artículo te ha resultado interesante o útil compártelo en las redes sociales. Con un simple clic me ayudarás a seguir adelante con el blog. ¡Mil gracias!

2 comentarios en «Cómo Liberar las emociones a través de la escritura»

Deja un comentario

Artículos relacionados

66 Compartir
Compartir37
Pin29
Twittear